jueves, 6 de octubre de 2011

Desfile

I

Es la culminación del acuario iluminado.
Encuentra paz en su anoréxica pulsión de muerte el oriente escuálido,
Iluminación,
Nueva conciencia feto de medusa,
Insectos acuáticos de ceguedad perfecta.
Apreciemos el árbol de la vida por encima de nosotros
Mientras los dioses se hamacan uno en cada rama con nuestros empujones,
Nos dicen basta,
Ya no quieren divertirse.
Deterioro de la “edad ciencia”,
Auto sacrificio arquitectónico en complicidad de hurakan.
Dioses del fuego.
Incineración de toda evidencia de evolución
Junto a la resina vegetal del Babel manco,
Inmunodeficiente adquirido Babel,


Se hará humo con olor a su sangre infectada.






II
Escenas del caos se proyectan detrás de la sofisticada membrana digital.
Ecos de voces metalizadas anuncian, predicen, persuaden a la clonada multitud que se somete,
Unicelular de disfraz y vacía de decisiones.
Especímenes, maniquíes, payasos freaks desfilan sobre el vientre de las ciudades temor.
Necrofilia del estupefaciente hacia el cadáver epidérmico.
Alegóricos carros de la locura.
Secuencia de evolución maquina del tiempo,
Nadie sabe acerca del dueño del zoo
Pero alguien abrió sus puertas y los animales escaparon.
Juegos en ofrenda al azar, credos, religiones huérfanas.
Modernidad eléctrica.
Disimulado el impulso salvaje, el simio se tentó hacia su erguido refinamiento.
Enfermedades preservativo,
Pestes devastadoras gestan sus brazos genéticos en el paladar amargo de roedoras lenguas putrefactas.
Descenso de la marioneta ángel encendida en perfumes.
Un sol de morfina,
Tabacomanos ansiosos esperan fumar las cenizas sedantes que trae consigo la ansiada tormenta de pianos.
Cámara de fotos.
El ángel destinado a fósil, recostado sin vida en el abrazo del bípedo sónico,
Envuelto en una guirnalda enjoyada con espinas de cactus.


III


Se levantan hacia el cielo
Peceras perfectamente rectangulares
En cada poro del torso desnudo
De nuestra extasiada madre planicie.
Felices están los peces,
Bailando su encierro transparente.
Mas arriba aun,
En el espacio
Partículas del futuro que acontece
Completan los canales invisibles de la odisea-espectro.

Siglo del psicofármaco.
Dioses vírgenes voceros de los mares
Aguardan en naves madres
Nuestro momento fértil
Para ovular su poética profecía.
Anegado corazón de neón
Nueva era de inéditos peces ciegos.


3 comentarios:

  1. Muy bueno. Es del estilo de expresion que concidero un lujo. El final me fasino, ya que soy piscisno y tome ese simbolismo. Jajaaa... Segui asi loco. Muy bueno! Lo voy a releer. Abrazo hermano!

    ResponderEliminar
  2. Hay mucho de cierto en el relato de este desfile. En partes se ilumina muy cotidiano, muy cercano. Cardúmenes de mudos y ciegos. Me gusto mucho lo de "encierro transparente".

    ResponderEliminar